Tlf: 934 94 25 58  –  info@bsdi.es

Acabado cromado para embellecer piezas

El acabado cromado para embellecer piezas es altamente utilizado en la industria gracias a los múltiples beneficios que ofrece. Aporta durabilidad, protege contra la corrosión, facilita el proceso de limpieza y muchas otras ventajas. Si quieres conocer todos los detalles acerca de este procedimiento no dudes darle un vistazo a este artículo. 

¿Qué es el cromado?

El cromado se trata de una técnica de galvanizado que se encuentra fundamentada en la electrólisis. A través de este método es depositada una delgada capa de cromo en piezas de metal y en algunos casos también puede aplicarse para recubrir piezas de plástico.

Con esto queda demostrada la versatilidad que ofrece este método, además de aportar otros beneficios como el aumento de la resistencia y que otorga un mejor acabado al objeto. 

¿Cuál es el proceso de cromado de piezas metálicas? 

El cromado de piezas metálicas se lleva a cabo gracias a tres elementos. En primera, una solución de consistencia líquida hecha por ácido crómico, ácido sulfúrico y otros catalizadores, la cual es  llamada líquido electrolítico.

Como segundo elemento se encuentra el ánodo o electrodo positivo.  Se trata de un componente de plomo que se conecta a la terminal positiva de la fuente de alimentación.

Por último, está el cátodo o electrodo negativo donde es colocada la pieza y que va conectado a la terminal negativa de la fuente. Es así como estos tres elementos forman un circuito cerrado de corriente continua (DC).

En el instante en que la fuente de alimentación es encendida, comienza una reacción de oxidación en el ánodo de plomo creando una capa de óxido, la cual conduce la corriente hacia el electrolito. 

A partir de allí, la corriente se traslada hasta la pieza que se quiere cromar, llevando los iones de cromo contenidos en el líquido y que se depositan en forma de cromo metálico sobre la superficie del objeto en cuestión. Dichas partículas no provienen del ánodo como en otros métodos de recubrimiento de metales, provienen del ácido crómico contenido en la sustancia electrolítica. 

Es por esto, que a medida que el tiempo transcurre la concentración de cromo en el líquido va disminuyendo, por lo cual es necesario ir agregando ácido crómico a la mezcla de forma manual. La última fase se trata del enjuague, donde se lavan las piezas con el fin de eliminar restos de la solución electrolítica que pudiera quedar sobre la superficie de la misma. 

¿Cuál es el proceso de cromado de piezas plásticas?

El cromado de piezas plásticas es un poco diferente al procedimiento anterior, debido a que se necesita someter a la pieza a un proceso previo. 

En primera es necesario realizar una limpieza especial hecha con disolventes orgánicos para eliminar impurezas. Puede ser con baños de etanol en lavadoras ultrasónicas por un periodo de tiempo de 5 a 20 minutos. 

Una vez que el objeto está limpio se sumerge en un contenedor con ácido crómico. De esta manera se crean microporos en la superficie de la pieza. 

Posteriormente, es lavada con agua y sumergida en una solución de cloruro de paladio para activar el plástico con el fin de hacer que sea conductor eléctrico. Luego de llevarla a secado se introduce sujeta al cátodo en el baño compuesto por sulfato de cobre, tartrato de potasio y sodio, soda cáustica y formalina. 

Al sumergirla en esta mezcla, el paladio sale de los poros de la superficie del plástico e ingresa el cobre, creando así una fina capa con este metal. En caso de que se requiera una capa más gruesa se puede aplicar un baño electrolítico clásico.

Galvanoplastia

Como se mencionó anteriormente la técnica de cromado es un tipo de galvanizado. Esto proviene de la galvanoplastia que consiste en aplicar capas de metales a diversas piezas receptoras. 

Este método se le conoce también como electrochapado o chapado electrolítico, ya que para poder llevarla a cabo es necesario el uso de un medio electrolítico el cual se encuentra constituido por iones del metal que se quiera aplicar.

Por tal motivo, si lo que se requiere es un chapado de cobre o cobrizado, entonces se necesitarán sales solubles de cobre, diluidas en agua. Además, no solo se puede utilizar el cobre, también es válido para otros metales como el níquel, el cromo, oro, etc. 

Es importante recalcar que esta técnica, aunque es usada para embellecer piezas, su principal función es otorgar durabilidad, resistencia, conductividad y muchas más propiedades. También es utilizada si se quiere ahorrar en recursos, puesto que no se requieren grandes cantidades de metal para realizar la cubierta. 

Esperamos que esta información sea de tu utilidad y si estás interesado en realizar algún recubrimiento con Bsdi puedes conseguir piezas con un acabado perfecto y muy duraderas. Contamos con diversos tratamientos como la técnica de aluminio anodizado, Soft Touch, cromado y muchas otras más. 

Puedes solicitar información a través de nuestro chat y cualquiera de nuestros asesores te ayudará a determinar cuál es el procedimiento más conveniente para ti. 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?