Tlf: 934 94 25 58  –  info@bsdi.es

Qué es el aluminio anodizado

El aluminio anodizado se trata de uno de los tratamientos de superficies y de los materiales más versátiles y duraderos. Gracias a esto puede utilizarse en múltiples aplicaciones que requieran del uso de otro metal, como en la construcción o en el transporte. 

Para esclarecer todas tus dudas acerca de este elemento, te invitamos a que te quedes en este artículo, puesto que hablaremos sobre qué es el aluminio anodizado. 

Significado de anodizado

El anodizado es un procedimiento electrolítico mediante el cual se crea una capa protectora sobre la superficie de un metal. La formación de esta cubierta ocurre mientras se lleva a cabo la oxidación anódica y puede variar dependiendo de la alteración de diferentes factores, tales como: la naturaleza del electrolito, su composición, su temperatura, el voltaje y el tiempo de tratamiento. 

¿Cuáles son los tipos de anodizados? 

Los anodizados pueden realizarse de distintas maneras. Dependiendo de la estandarización oficial pueden clasificarse como: 

Anodizado con ácido crómico 

Esta cubierta se realiza partiendo de un baño de ácido crómico, el cual se obtiene por medio de la cromita (sólido altamente oxidante y corrosivo). Como resultado se consigue una capa con una alta resistencia a la corrosión y con excelente adherencia de la pintura. 

Anodizado con ácido sulfúrico

Este es uno de los procedimientos más habituales y es usado para dar color a piezas anodizadas. El acabado final después de realizar esta técnica otorga al material una apariencia metálica de excelente calidad. 

Anodizado con silicio

Cuando se realiza un anodizado con silicio se obtiene una cubierta de tonos grisáceos y opaca, aunque bastante resistente. Incluso es capaz de soportar desgaste y corrosión sin ningún problema.  Por lo general, este tipo de procedimiento se utiliza para piezas que no estarán expuestas a la vista. 

Anodizado duro

Si el producto será utilizado en lugares donde podría verse afectada por la corrosión y la abrasión, entonces se le aplica el anodizado duro. No es recomendable utilizar las piezas que han sido sometidas a este procedimiento para aplicaciones con choques térmicos, ya que experimentan  pérdida de flexibilidad.

Aluminio anodizado

Cuando hablamos de aluminio anodizado nos referimos al aluminio que, tras ser sometido al procedimiento de anodizado obtiene un acabado duradero. Esto se crea partiendo de un procedimiento electroquímico en el que la capa anodizada se forma a partir del propio aluminio, por lo cual nunca se astillará, ni se pelará.

Pero ¿Cómo anodizar aluminio? Pues realmente el procedimiento es muy sencillo. Se utiliza un baño electrolítico, por medio del cual se crea una capa anódica.  Luego al aplicar corriente eléctrica entre el cátodo y el ánodo, los iones que se encuentran en el baño electrolítico oxidan el aluminio formando una cubierta de alúmina.

Este material es tres veces más robusto que la materia prima y además de eso, es mucho más ligero que diversos metales como el cobre y el acero inoxidable. 

Ventajas del aluminio anodizado 

Más duradero

Si bien el aluminio es un material bastante duradero por sí solo, cuando se le aplica esta técnica la superficie de la pieza se vuelve mucho más resistente (tres veces más fuerte que la materia prima). Por tal motivo, el aluminio anodizado no se astilla ni se pela, inclusive se puede someter a otros procedimientos para agregar color. 

Tiene un buen acabado

Si se deja al natural el aluminio anodizado adopta un nuevo color plateado brillante. También se puede conseguir una apariencia mate o darle textura como estuco, cepillado o noto de guijarros. Esto le otorga a la pieza un aspecto único. 

Se puede pintar

Gracias a la estructura de poros abiertos que tiene la pieza antes de sellar su superficie, el aluminio anodizado puede hacerse coincidir con casi diversos colores. Este material es tan versátil, que puede adoptar la apariencia de otros metales como el bronce, oro, latón, acero inoxidable, sin que se desgaste. 

Es ligero  

El aluminio anodizado es bastante liviano. Este metal es 60 % menos pesado que el acero inoxidable, el latón o el cobre, por lo cual, trasladar este material es más rentable. Lo bueno de esto es que se puede utilizar en diversas aplicaciones que van desde la arquitectura o el diseño de bienes de consumo, donde se requiera un material duradero, de poco peso y atractivo. 

Coste 

Su excelente relación peso-resistencia permite que este material tenga un precio más bajo que otros materiales como el zinc, latón, cobre, pero obteniendo el mismo efecto visual.  

Por suerte, en BSDI contamos con el servicio de anodizado de aluminio. De esta manera, podrás conseguir un acabado perfecto para tus proyectos y al mismo tiempo serán piezas resistentes y duraderas.  

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?