Tlf: 934 94 25 58  –  info@bsdi.es

Los beneficios del rotomoldeo

El rotomoldeo es una técnica de fabricación que ofrece múltiples ventajas pues es muy sencilla, económica, adaptable a un gran número de ideas, permite obtener muy variados productos para infinidad de propósitos. Un aspecto que hace muy atractiva a esta tecnología que es, además de útil, muy barata y está al alcance de tus posibilidades financieras si deseas introducirte en este mundo. En BSDI somos expertos en la técnica el rotomoldeado, puedes ver nuestros servicios de rotomoldeo en la sección dedicada.

¿Qué es rotomoldeo?

El moldeo rotativo o mejor conocido como roto-moldeo, es un proceso en el que se le da forma a productos plásticos mezclados con algún polímero como seda, almidón, nylon, polietileno o baquelita, bien sea en forma de polvo o líquido. Una vez has hecho la mezcla, la colocas en un molde caliente que gira en dos direcciones, pues está montado sobre dos ejes perpendiculares entre sí para que el material se adhiera a sus paredes y seque. Así se obtiene un producto hueco, de paredes uniformes, sin costuras, muy económico y con una amplia variedad de formas y diseños. Al final observarás que el proceso es tan versátil que resulta definitivamente muy práctico.

¿Pero, cuál es el procedimiento?

Verás que es realmente muy simple, consta de cuatro etapas. Antes de empezar, escoges un molde de paredes delgadas y que esté hecho de un material con alta capacidad para transferir el calor, que puede ser aluminio o acero, debe poderse cerrar herméticamente luego de haber vertido en su interior la mezcla y también tiene que poderse abrir en partes para poder retirar el producto secado.

Primera etapa, preparación

Coloca en el molde solo la cantidad necesaria de material a procesar. Lo que pongas allí depende enteramente del producto final que estés buscando, puede ser algún termoplástico en polvo o alguna resina termoestable. Para saber cuál es la cantidad adecuada de mezcla, solo presta atención al peso de la misma, es decir, introduce el peso que deseas tenga la pieza final. Luego cubres la superficie interna del molde con un agente que facilite la remoción del producto terminado y viertes la mezcla, lo cierras y pasas a la segunda etapa.

Segunda etapa, calentamiento

Procede ahora a colocarlo sobre los dos ejes perpendiculares para que rote y simultáneamente comienza con la aplicación de calor, de esta manera la mezcla se mantiene fluida y se va distribuyendo paulatinamente de manera uniforme por todo el interior del recipiente. Este es el paso que normalmente toma más tiempo, pues dependiendo de la composición química del material, puede variar de siete a treinta minutos, además, este tiempo aumentará en relación directa con el espesor de las paredes del producto que se está moldeando y su capacidad de absorber el calor.

Tercera etapa, enfriamiento

Una vez se encuentre bien moldeado el producto, deja de aplicar calor y empieza a enfriarlo sin dejar de rotar para que no cambie su forma mientras aún está blando. Utilizando aire para que el proceso sea lento, agua fría para que sea rápido o vapor de agua para obtener un lapsus de tiempo intermedio, siempre, al igual que en el paso anterior, debes tener en cuenta que en el proceso de enfriado, la capacidad del material del producto para absorber o disipar calor es variable.

Cuarta etapa, remover el molde

Cuando finalmente esté frío, solo falta retirarlo del molde, dependiendo del producto que hayas realizado este proceso puede ser fácil o complicado dependiendo del grosor y el modelado del mismo.

Ventajas

Como ves, de principio a fin es algo sencillo de realizar y lleno de ventajas pues la rotación sobre dos ejes permite:

  • Que el producto está hecho en una pieza hueca sin costuras ni uniones.
  • El espesor de las paredes pueda ser modificado sin que por ello tengas que hacer lo mismo con el molde.
  • El diseño permite gran versatilidad al momento de crear formas.
  • Los costes son realmente bajos.
  • El cambiar de color se realiza sin esfuerzo.
  • Es adaptable tanto para pequeñas como para grandes realizaciones.

El rotomoldeo está lleno de ventajas y esto es lo que hace que sea usado para hacer muchísimas cosas como, tanques de agua, botes, casas para animales, juguetes, contenedores para usos múltiples, etc.

¿Te gustaría conocer más sobre la cómo utilizamos esta técnica? ¡Visita ya nuestro apartado de inyección por rotomoldeo!

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?