Tlf: 934 94 25 58  –  info@bsdi.es

¿Qué es la producción en serie?

Hoy en día casi toda la fabricación de productos, hasta los más cotidianos como un teléfono móvil o incluso nuestras mascarillas que tan de moda están, son producto de una fabricación en serie.

La producción en serie es un proceso cuya base es una forma de organización de la producción, que delega a cada trabajador una función específica y especializada siguiendo un ritmo controlado. Con este proceso en serie lo que se consigue es obtener mayor producción en un menor tiempo, lo que permite que se pueda reducir costes, con lo cual se puede poner el producto en el mercado con un precio más competitivo.

Toyotismo

La principal característica de la fabricación en serie es que el proceso de producción se divide en fases, lo que implica que para cada una de ellas existe una máquina con un trabajador supervisándola, especializada en la acción que forma parte de la fase del proceso.

Tipos de producción en serie

  • De distribución en planta por posición fija

Este tipo de fabricación de productos se utiliza cuando este es excesivamente frágil, voluminoso o pesado como para que no pueda ser desplazado. Por ello, durante todo el proceso se mantiene inmóvil y es la máquina y el trabajador quienes se desplazan sobre el área de producción. Por ejemplo, la industria aeronáutica.

  • De distribución en planta por proceso

La sala de producción en serie se organiza en varias secciones, cada una de ellas especializadas en una o varias acciones del proceso. Los bienes que requieren una producción funcional son los que tienen mucha variables u opciones pero poseen una base común. Por ejemplo, la industria textil, una misma pieza se puede fabricar en distintos colores y tallas.

  • De distribución en planta por producto

En este proceso en serie, toda la maquinaria y trabajadores se destinan y organizan entorno a la fabricación de un único producto, la cual se divide en distintas fases. Por ejemplo, una cadena de montaje, donde se esquematizan y organizan las fases donde cada una de ellas cuentan con una máquina y su operario, donde se va transformando el producto fase por fase, hasta convertirlo en producto final. Por lo tanto el producto en este tipo de producción en cadena, se fabrica de principio a fin.

¿Cómo aparece la fabricación en serie?

Entre los siglos XIX y XX con el fin de aumentar su productividad, Frederick Taylor en plena revolución industrial tuvo unas ideas iniciales que se agruparon en el término de Taylorismo, que seguidamente fueron adaptadas y mejoradas por el empresario Henry Ford, con el término de Fordismo y que evolucionó por la empresa Toyota, la cual lo denominó Toyotismo. Estos tres métodos se explican a continuación:

Taylorismo

Frederick Taylor sentó las bases de lo que hoy en día llamamos producción en serie. Elaboró la gestión científica del trabajo, incluyendo los análisis cuantitativos, tanto de tiempo, como de recursos, costes… La especialización del trabajo y la cooperación entre los distintos elementos de la empresa, como son la maquinaria, los obreros, empresarios, etc. mejoran la productividad.

Los objetivos de Taylor eran poder producir mayor cantidad con un menor coste, conseguir una producción con grandes volúmenes, estandarizar productos y procesos, mejorar la eficiencia de estas técnicas gracias a sus análisis previos, utilizar la planificación y la supervisión del proceso para alcanzar el correcto funcionamiento.

Fordismo

Henry Ford adoptó las ideas del Taylorismo e intentó corregir sus inconvenientes, como el desgaste producido en los trabajadores por la reducción salarial a causa de la especialización y las malas relaciones que esto causaba. El Fordismo ha sido catalogado como una revolución social que, de alguna manera, fomentó la aparición de la clase media.

Los objetivos diferenciales entre el Taylorismo y el Fordismo son el sistema de producción en serie rígido y centralizado, los puestos de trabajo específicos y más mecanizados. Lo que suponía una mayor rapidez y el aumento de salarios para los trabajadores que les permitía tener una mayor capacidad económica.

Toyotismo

Pero no todo podía ser perfecto, por lo que a partir de la Segunda Guerra Mundial, la fabricación en serie de manera masiva sin previo estudio de la demanda, o la desmotivación de los trabajadores por la monotonía de su trabajo sumado a un ritmo de producción frenético, hizo que este modelo de trabajo evolucionara gracias a la empresa Toyota, pionera en métodos  de organización. El Toyotismo surgió a partir de la crisis del Fordismo, la empresa Toyota, igual que hizo Henry Ford, adoptó las ideas de la fabricación en serie e intentó corregir las desventajas con su modelo “Just In Time” que hace referencia a producir lo estrictamente necesario y con previa demanda.

Sus objetivos diferenciales son la fabricación bajo demanda como hemos comentado antes, tareas grupales para fomentar la cooperación, evitar el aislamiento y así obtener un ambiente de trabajo sano. La rotación de empleados, aparte de poder aprender diferentes tareas, evita la monotonía que les causaba malestar y conseguir una reducción de costes ya que no se utiliza almacenamiento.

Ventajas y desventajas

Al ser un sistema fácil de automatizar, la producción en serie permite la reducción de costes de creación de producto, lo que se interpreta con un precio final más competitivo en el mercado ya que es más bajo. Además el aumento de la productividad y de la elaboración también reduce el tiempo de fabricación.

En cambio, para poder llevar a cabo la fabricación en serie, es necesario una gran inversión en maquinaria y en formación para los empleados, que no todas las empresas pueden asumir y que también cualquier cambio en el producto debe ser adaptado a la maquinaria.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?