Tlf: 934 94 25 58  –  info@bsdi.es

¿Vivir en un 3D?

Ya hemos mencionado en artículos anteriores la infinita capacidad de la impresión 3D a la hora de crear, desde material sanitario como pueden ser prótesis, hasta vehículos de toda clase: coches, barcos, etc. Pero… ¿te imaginas vivir en una casa fabricada completamente en impresora 3D? Hasta ahora había viviendas hechas parcialmente en impresión 3D, una parte de ella o la maquinaria utilizada era en impresión 3D, pero seguían el proceso tradicional a la hora de construir la residencia.

Hoy en día hay varios proyectos que hablan sobre el tema, en Valencia ya existe la primera casa de España hecha completamente en impresora 3D. En países de Sudamérica se está valorando esta opción para familias con pocos recursos ya que es más económica y rápida de construir, en 24h ya tendríamos hecha la casa y tendría un coste similar a un iPhone. En Rancho Mirage, California, están realizando un proyecto de crear un barrio autosuficiente hecho únicamente con casas fabricadas en impresoras 3D, una locura, ¿verdad? 

Este lujoso barrio constará de 15 casas de 1.000 metros cuadrados distribuidos entre la casa principal que se compone de tres habitaciones y dos baños aparte de salón y cocina, y la casa secundaria o de invitados que tendrá dos habitaciones y un baño junto a un pequeño comedor y una acogedora cocina. Sin olvidar el amplio jardín y la piscina.

Cada casa se imprimirá usando una tecnología de impresión 3D que elimina el 99% de los residuos, solo haría falta 2 o 3 albañiles y dos semanas de tiempo para acabarlo. El tejado del domicilio está forrado de paneles solares para conseguir el objetivo de autoabastecerse de energía, además dispondrán de baterías Tesla para almacenar electricidad y poder cargar de esta forma su coche eléctrico.

Como he mencionado anteriormente, las casas impresas en 3D suelen costar entre un 30 y un 40% más baratas que las viviendas convencionales, pero en este caso del nuevo barrio de Rancho Mirage es un caso excepcional debido a la zona de lujo en la cual se construye, las medidas de cada una, la piscina o los paneles solares. La casa más barata costará más de medio millón y la versión más completa puede ascender al millón de dólares. 

¿Supondrá esto una revolución en el mundo de la construcción? Por ahora es impredecible pero sí que podemos afirmar que es un gran paso para el mundo de la impresión 3D. En BSDI algún día llegaremos a esos niveles de producción pero de momento, seguimos satisfaciendo a nuestros clientes con artículos, productos o piezas plásticas con un diseño único e innovador. 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?