Tlf: 934 94 25 58  –  info@bsdi.es

Imprimir comida 3D ¿es posible?

No, no es ninguna locura, es más, es una realidad. La impresión 3D ha llegado al punto de poder imprimir tus platos favoritos utilizando diferentes pastas y materia prima.  Desde un postre dulce o una merienda hasta una pizza y un filete que puedes cocinar y lo más importante: comértelo.  

El desarrollo de la tecnología ha ayudado a perfeccionar el proceso ya que al principio los platos pese a ser comestibles, no eran muy apetitosos. Con el paso del tiempo, en la actualidad puedes imprimir cualquier cosa, hasta el menú completo. Gracias a la evolución, podemos crear formas complejas y apetecibles, difíciles de conseguir de la manera tradicional, para conseguir un efecto visual más gustoso a la hora de emplatar y decorar los platos realizados.  

Impresora de alimentos 3D 

Otra de las mejoras que supone comer con una máquina de impresión 3D, es que tienes tu propia decisión a la hora de escoger los alimentos que utilizas, por lo tanto, se interpreta que la impresión de alimentos en 3D nos ayudará sobre todo a comer mejor y con menos alimentos procesados. También se puede considerar mejorar la posibilidad de combinación de sabores que nos permite esta, se pueden crear platos más innovadores e incluso nuevos sabores, beneficiando así a la salud de las personas ya que hoy en día se están popularizando los restaurantes de comida rápida, provocando así malas dietas y problemas alimentarios, y gracias a las impresiones 3D de alimentos la gente puede cuidar más su dieta haciendo de la comida sana una comida más atractiva, sobre todo para los niños pequeños que suelen ser los más problemáticos a la hora de comer. Otro beneficiario de estas impresiones 3D es el medio ambiente, se reduce el desperdicio de alimentos y se buscan nuevas proteínas que a día de hoy nos da un poco de repelús como por ejemplo: los insectos o las algas. Estas son fuentes más respetuosas con el medio ambiente por su baja producción de metano y su poco consumo de agua. 

Aunque a día de hoy, si utilizamos algún alimento impreso en 3D, nos hará falta cocinarlo, se está estudiando de introducir láseres para cocinarlos durante la impresión y así combinar ambas tecnologías para poder imprimirlo y acto seguido comerlo.  

No es nuestra intención, pero quién sabe si BSDI algún día se convierte en un restaurante. 

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?