Aplicación inyección por soplado

Soplado: aplicaciones habituales

La inyección por soplado ha venido para quedarse definitivamente en la fabricación industrial de piezas de plástico. Y BSDI, consciente de ello, la oferta a sus clientes como uno de sus servicios estrella. ¿En qué consiste esta técnica de confección de objetos? Se trata de un proceso empleado sobre todo para realizar piezas de plástico huecas gracias a la expansión del polímero que se inyecta sobre un molde a través de la presión que el aire ejerce en las paredes del mismo. Finalmente, se procede a la extracción.

El aire desempeña un papel fundamental en este proceso, pues permite arrastrar la sustancia química del polímero y dar de esta manera la forma que se desea para la pieza. Su uso está muy extendido en lo que respecta a la fabricación de objetos de plástico como garrafas con y sin asas, bidones, regaderas o juguetes para los niños. También pueden fabricarse piezas relativamente grandes, como toboganes o tanques de grandes dimensiones. Aunque se aplica también en otros muchos más sectores.

Una técnica versátil

La inyección por soplado que emplea BSDI proporciona la ventaja de usar preformas, lo que permite que estas se pueden inyectar y almacenar, producir diferentes colores y tamaños antes de inyectar la sustancia química. Las preformas son estables y pueden ser sopladas a velocidad alta según la demanda que se requiera.

Se trata de un proceso sencillo de fabricación de piezas de plástico, eficaz y requerido de manera creciente por las empresas. Los procesos de soplado suelen realizarse de forma continua utilizándose el sistema de carrusel vertical u horizontal, dependiendo de la forma y el acabado que se desee obtener. En definitiva, se erige como un método industrial rápidamente amortizable.

Control de la producción

Una de las principales características de BSDI es exigirse a sí misma llevar el autocontrol de la producción desde el primer momento de la entrada de la materia prima y cualquier proceso posterior hasta la entrega al cliente cumpliendo con las especificaciones que ha indicado. Versatilidad, rapidez, altos niveles de fabricación y buenos precios son la seña de identidad de BSDI, una marca que no es ajena a las demandas que solicita un mercado cada vez más competitivo. En las plantas de BSDI trabajamos con un elevado grado de automatización de las máquinas.

De esta forma se consiguen abaratar los costes acelerar la producción. Siempre con buenos resultados. Y además siempre pensando en dañar lo menos posible al medio ambiente. En BSDI trabajamos con los mejores profesionales y las técnicas de producción más innovadoras.

Ofrecemos un asesoramiento técnico integral y personalizado a cada cliente; le dispensamos soluciones adaptadas a sus necesidades. Adoptamos un compromiso de satisfacción con la pieza producida con el menor gasto.



Ventajas de la inyección por soplado


  • Alcanza diversas capacidades volumétricas
  • Consigue una elevada precisión
  • Permite un buen acabado
  • Se logran productos terminados y sin recortes
  • Alta productividad
  • Tiempos de fabricación bajos
  • La pieza resultante es resistente a la degradación